Ensaladeras de madera

Cuando se habla de ensaladeras de estilo tradicional o rural, lo primero que se nos pasa por la mente son las de madera. Este tipo de ensaladeras son más tradicionales y tienen un aire nostálgico que a muchas personas les encanta.

Tipos de madera para ensaladeras

Dada la versatilidad de la madera es normal que algunas sean mejores para usar que otras, sobre todo en la cocina. Es por eso traemos para ti una breve lista de las mejores maderas para tu ensaladera. Teniendo en cuenta esta lista podrás elegir la más duradera y que sea mejor para tu salud.

Cuenco de madera que puede servir como fruteros o ensaladera

 

  • Nogal: La madera de nogal es la más empleada en utensilios de cocina por su gran durabilidad.
  • Haya: De carácter blando pero firme es una opción habitual en la fabricación de ensaladeras.
  • Bambú: El auge del bambú crece y crece. Este material es realmente resistente y ligero, ideal para la fabricación de ensaladeras. Además, este les dará un toque oriental a tus ensaladas.
  • Cerezo: El cerezo es una madera perfecta por ser tan resistente y duradera, además de tener pocas imperfecciones.
  • Olivo: Al no poseer porosidad da una superficie perfecta para trabajar, garantizando así una ensaladera de calidad. Suele durar unos cuantos años y mantenerse fuerte.
  • Boj: Su madera dura y resistente es el resultado de años de crecimiento. Tus ensaladeras de boj tendrán un aspecto rústico sin dejar la elegancia de lado.
  • Manzano: El manzano es un árbol que aporta mucho, incluyendo su madera. Esta es de las más resistentes y usadas para fabricar ensaladeras.
  • Abedul: Desde hace muchos años el abedul se utiliza en utensilios de cocina por ser blando y manejable. Pero no te dejes engañar, a pesar de su naturaleza blanda es bastante resistente.

Cómo cuidar tus ensaladeras de madera

Ten presente que la madera es un material que con el tiempo puede llegar deteriorarse por el uso a diferencia de, por ejemplo, la porcelana. Aun así, hay una serie de cuidados que puedes seguir para alargar la vida de tus ensaladeras de madera.

nsalada Redonda de Madera - Juego Grande de 3 Piezas

  1. La madera con el agua caliente tiende a deformarse con el tiempo, así que evita el uso del lavavajillas en tu ensaladera de madera.
  2. Frota con sal marina y limón para los malos olores. Uno de los puntos negativos de la madera es que absorbe todo tipo de olores, pero limpiándola con esta mezcla eso quedará solucionado.
  3. Trata en la medida de lo posible de lavarla de manera uniforme para que, con el tiempo, no se decolore de una sola cara.
  4. La humedad y la madera no se la llevan, porque esta con el tiempo se hincha y se deteriora, así que evita dejarlas en remojo.
  5. En contraste con lo anterior es importante, una vez lavadas, secarlas correctamente y de inmediatos para evitar exceso de humedad.
  6. Almacena en un lugar ventilado para evitar que acumule moho o humedad. Esto es muy importante, así hayamos secado bien nuestras ensaladeras.
Ir arriba