Ensaladeras de plástico

Existen diversas opciones de materiales diferentes en el mercado para elegir una ensaladera, por lo que puede ser difícil escoger para algunos. Una de calidad debe ser resistente al uso y adaptarse a todos los estilos, así que sin duda supone una elección difícil.

No tienes de qué preocuparte porque las ensaladeras de plástico, como las de madera, cumplen con todas estas características. Estos cuencos para colocar alimentos serán tu mejor opción para servir tus ensaladas en esa ocasión especial de la mejor manera.

Estos son algunos de los modelos de ensaladeras:

¿Por qué usar los cuencos de plástico para ensaladas?

Tanto el plástico como sus derivados son un aliado versátil en la cocina. En el caso de las ensaladeras, te ofrece la opción de elegir entre la gran variedad de colores y diseños. No obstante, gracias a su material, su uso no resulta tóxico para la salud.

Ensaladeras de plástico

Por otro lado, una ensaladera de plástico suele durar mucho más que cualquier otro tipo de material. Esto te permite comprar una o dos ensaladeras para todas las ocasiones, evitando comprar otras que se desgasten y dañen el ambiente.

Ventajas de las ensaladeras de plástico

Comprar un bol de plástico para las ensaladas tiene sus ventajas, las cuales hemos organizado en una lista que verás a continuación. Cada una de ellas puede o no adaptarse a ti, así que léelas todas para poder tomar la decisión.

  • Resistencia: Estas resisten temperaturas tanto calientes como frías sin problemas.
  • Versatilidad: Sus diseños las hacen versátiles para adaptarse a todos los gustos.
  • No son tóxicas: Estas no desprenden residuos que afecten tus ensaladas a corto ni largo plazo.
  • Evitan malos olores: No adhieren olores a las ensaladas.
  • Peso: Aunque sean robustos son realmente ligeros para poder transportar tu comida.
  • Contienen líquidos: Al ser plástico no se ve afectado por los líquidos como algunos aderezos o vinagretas.
  • Higiene: Estas salen de la fábrica totalmente esterilizadas para su consumo. Además es fácil de limpiar.
  • Precio: Debido a su material resultan económicos de fábrica y, por consiguiente, de vender y comprar.
  • Almacenamiento: Gracias a su material se pueden almacenar sin retener humedad.
  • También gracias a su colorido y diseños se pueden exhibir sin ningún problema.
  • Porosidad: Algunas carecen o tienen muy poca porosidad, por lo que evitará que algunos ingredientes se peguen en tu ensaladera.

Cómo cuidar tu cuenco de plástico para ensaladas

Todos los utensilios de cocina, sin importar el material, se desgastan en mayor o menor medida con el uso, incluso el plástico. Para que tu bol de plástico permanezca como nuevo preparamos para ti una serie de cuidados a tener en cuenta.

  • Evita el lavavajillas: Este útil artilugio es perfecto para limpiar todos los utensilios, pero no el plástico. Ten en cuenta el agua se calienta a altas temperaturas y jabón es muy abrasivo.
  • Lávala bien antes y después de usar: Basta sólo con agua tibia y jabón para que quede limpia y desinfectada.
  • No uses estropajos: Estos crean surcos en la superficie del plástico que puede resultar incubadora de gérmenes. Lava con una esponja suave.
  • Jabón líquido diluido: Los productos fuertes pueden estropear el material de tu ensaladera. Recomendamos utilizar un jabón líquido suave y diluirlo antes en agua.

Con todos estos cuidados alargarás el tiempo de vida de tu ensaladera de plástico y conservándola en perfecto estado. Estas soportan bien el calor diario de la cocina, sin embargo ten cuidado con alguna fuente de calor fuerte que pueda deformarla.

Con el mantenimiento correcto de tu ensaladera podrás exhibirla en la mesa como en el primer día manteniendo tu ensalada en buen estado. Si no sigues estas recomendaciones no sólo la fachada se verá afectada, sino también su rendimiento con las diferentes ensaladas.

Ir arriba